Los senderos ocultos

De camino a la universidad. Bajando la colina con los rayos de un sol radiante sobre mi rostro. Sol infrecuente para un invierno, pero siempre posible. Pensando de un instante a otro en los padecimientos del hombre. Por ejemplo: el padecimiento de la distancia, que parece no tener cura. O el padecimiento de tratar con malintencionados, que parece no tener fin. O el padecimiento de la envidia o la sinrazón, hierbajos que pueblan los jardines del día. Pero también volviendo a los rayos del sol radiante sobre mi rostro y...

Leer más »

Caso Cecut Tijuana

He sido un espectador más bien pasivo con respecto al caso Cecut Tijuana y al nombramiento que hicieron de Virgilio Muñoz como director de este centro pese a la renuencia de un importante -el más importante- sector de la cultura tijuanense, que además incluye a escritores y artistas de todo el país. El simple hecho de desoír la disidencia y obviar las posturas de este amplio sector por parte de las autoridades culturales nacionales (en especial la directora del Conaculta, Consuelo Sáizar) es ya, de entrada, un acto inaceptable y temerario. Pero ahora el asunto enclava en lo...

Leer más »

Los otros somos nosotros

Fui a comer a las fondas del mercado de abajo. Pedí una pepena en salsa verde y un agua de arroz. Mientras me daban un vaso con hielo, se sentó al lado mío un hombre acompañado de su mujer y su pequeño hijo. El hombre pidió un guisado de puerco y la mujer una carne con papas. Para el niño, que estaba en medio de ambos mirando el mundo con ojos impávidos, ordenaron un plato vacío. Cuando trajeron su orden, la mujer, presta, puso en el plato del niño un...

Leer más »

Teologías

Mientras caminaba por la zona arbolada del jardín botánico me detuve en un árbol que tenía las raíces expuestas. Un árbol enorme que se entrañaba en la tierra con unos tubérculos de raíces enormes. Entonces pensé que los árboles deberían ser figuras modélicas para los hombres, una especie de ejemplo de virtud. Y que, siendo así, el hombre debería aprender a crecer también hacia dentro, construir raíces largas que a su vez ayudaran a sostener lo construido fuera (casas, automóviles, logros laborales, terrenos, herencias, lujos, ropa carísima). Pensaba que hay...

Leer más »

Nous ne sommes pas tous comme vous (versión en frances)

Des mots contre la répression. Des mots contre un mur de pierre haut contre la répression. Des mots pour écrire au tableau de l’école primaire où tu as étudié: “non à la répression”. Des mots pour écrire dans les toilettes publiques des places: “Oui à la liberté d’expression”. Des mots qui ne se ressemblent pas aux mots vides des discours officiels. Des mots contre les faux mots des discours universitaires. Des mots pour confirmer que le récteur de n’ importe quelle université ne saura jamais ce que c’est la liberté...

Leer más »

Este decir y no decir

Parece ser que el juego del decir es como la casa del jabonero: el que no cae, resbala. Al elogio lo relacionan invariablemente con el interés, ese “algo quiere” del que nadie escapa. Al vituperio, con el resentimiento, ese “algo no consiguió” del que, tampoco, nadie se salva. ¿Y entonces qué hacer?, parece ser la pregunta. Si digo, porque digo. Si no digo, porque siempre algo me falta. La respuesta es una sola y es, para este y todos los casos, una respuesta desvergonzada: haz lo que te venga en...

Leer más »

No todos somos como ustedes

Palabras contra la represión. Palabras como un muro de piedra alto contra la represión. Palabras para escribir en el pizarrón de la escuela primaria donde estudiaste: “No a la represión”. Palabras para escribir en los baños públicos de las plazas: “Sí a la libertad de expresión”. Palabras que no se parecen a las palabras agujereadas de los discursos oficiales. Palabras contra las falsas palabras de los discursos universitarios. Palabras para confirmar que el rector de cualquier universidad nunca sabrá lo que es la libertad de expresión. Palabras para confirmar que...

Leer más »

Viaje al centro de la poesía

El forastero en la tierra (El Tucán de Virginia, 2007) reúne los poemas que Marco Antonio Campos escribió entre 1970 y 2004. Título por demás emblemático para la poesía de Campos, El forastero en la tierra es, en primer término, un libro genuino dentro de la tradición poética mexicana. Y es genuino no sólo en el sentido de “auténtico”, sino, principalmente, porque hace evolucionar el habla poética de nuestra tradición lírica. Asimismo, y he aquí la parte más encomiable de la propuesta estética de Campos, al tiempo que revitaliza el...

Leer más »

Amor es tiempo fuera

La generación de poetas mexicanos nacidos en el cincuenta abrió y consolidó varias líneas escriturales ahora ineludibles. Por un lado, una vertiente popular no exenta de prohijar ironía y narratividad (en la cual se encuentran poetas como Luis Miguel Aguilar, Héctor Carreto o el propio Ricardo Castillo) y, por otro, una línea neorromántica que, aun perteneciendo a la amplia galaxia tonal del Neruda de Residencia en la tierra o Cien sonetos de amor, ha buscado un equilibrio entre la exaltación del sujeto dramático que subyace en todo poema de corte...

Leer más »

Otro oír en lo que el mundo calla

Eduardo Espina (Uruguay, 1954) ha publicado un nuevo libro de poesía titulado El cutis patrio (Aldus, 2006), obra que, en muchos sentidos, ha consolidado una estética (la suya, personal e intransferible) y una corriente de escritura que merecería estudios más sistemáticos: el neobarroco, cuya piedra angular en nuestra lengua recaería en el poeta cubano José Lezama Lima. El cutis patrio, de Espina, refleja esta misma advocación pero, como poeta verdadero que es, la transgrede. En este sentido, Espina no es un poeta neobarroco (aunque valga la clasificación para fines metodológicos...

Leer más »

Página 109 de 109« Primera...102030...105106107108109