La Udec y la elección extraordinaria

El pasado martes, el Rector de nuestra máxima casa de estudios, Eduardo Hernández Nava, rindió su tercer informe de labores. En él destacaron varios aspectos que han venido siendo una constante de su gestión: la búsqueda de la unidad de toda la comunidad universitaria, el énfasis por la pluralidad (de pensamiento e, incluso, de costumbres), la defensa por la autonomía y el privilegio por el respeto y la tolerancia. Yo agregaría, como ya lo dije antes, la forma mesurada (pero no carente de firmeza) con que el Rector ha desempeñado su liderazgo dentro y fuera del recinto universitario a fin de mantener la paz y la concordia de nuestra institución, lo que ha conseguido con éxito a pesar de los grupúsculos de poder que se empeñan en desestabilizarla, incluso con falsos rumores. Del informe yo destacaría la inclusión de todo los universitarios (pues la Universidad somos todos) dentro del variopinto universo institucional, pero sobre todo de aquellos que cumplen funciones que, de pronto, no tienen mucha visibilidad pero que son de igual trascendencia: secretarias, intendentes, jardineros, etcétera. El video que hacía el recuento de lo hecho durante este tercer año de gestión mostraba los rostros de todos estos compañeros universitarios que desempeñan una labor sustancial para nuestra comunidad. Verlos ahí, en pleno ejercicio de sus funciones, conmovía y llenaba de orgullo, pues tales imágenes dejaban al descubierto la gran familia que es la comunidad universitaria. En una parte del informe, el Rector anunció que estaba por firmarse un acuerdo más con el Instituto Nacional Electoral para llevar a cabo otro debate en el marco de la elección extraordinaria para gobernador, tal como el que se realizó en la elección ordinaria. La firma de ese convenio de colaboración se estaría dando el mismo día de hoy, con lo cual nuestra casa de estudios se convertirá nuevamente en un foro de especial trascendencia durante el proceso electoral. Que nuestra alma máter sea el recinto donde los candidatos a gobernador debatirán sus propuestas de campaña no hace sino ratificar la exitosa función que cumplió nuestra institución en la pasada elección ordinaria, donde no sólo no se politizó sino que también reafirmó su pluralidad y tolerancia a las diversas manifestaciones políticas e ideológicas que se debatían en el campo de batalla electoral. La Universidad de Colima salió indemne de la pasada campaña electoral y de seguir por la ruta de la tolerancia y la pluralidad continuará airosa, contribuyendo con ello (como quizá ninguna otra institución) a la salud democrática de nuestra entidad.

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios