La gubernatura de Colima, para el PAN

Roy Campos, de consulta Mitofsky, lo ha dicho: el PAN puede dar la gran sorpresa en Colima para la gubernatura. Ricardo Alemán, periodista de El Universal, lo escribió contundente: Colima es para Preciado. Ciro Gómez Leyva no titubeó en decirlo tampoco: Jorge Luis Preciado ganará la gubernatura en Colima. Por eso, señores, el PRI en Colima tiembla y la candidatura de Nacho Peralta se resquebraja.  Su campaña, como lo dijo el propio Gómez Leyva, ha sido una pésima campaña. El candidato resultó un cuerpo sin alma, una cabeza sin ideas y un rostro sin carisma.

Lo tienen que decir periodistas nacionales: en Colima ganará el PAN. En Colima no lo dicen  porque la mayoría de los medios de comunicación estatales y la mayoría de los periodistas (salvo contadísimas excepciones) han sido ya reclutados por el PRI y su trabajo consiste en crear, por un lado, la impresión de que el triunfo de Nacho Peralta es inobjetable y, por el otro, en enlodar a quienes digan lo contrario.  La primera cosa es una gran mentira y la segunda es otro embuste más del monstruo priista que hoy opera desde las cañerías del padrón electoral para asegurarse el triunfo a como dé lugar.

Tan se abisma la posibilidad de triunfo de Nacho Peralta que toda la maquinaria priista (incluido el poder del Estado, ahora subordinado al “Otro PRI”, esto es a Moreno Peña y a Diario de Colima, su vocero) ha recrudecido la guerra sucia contra el candidato panista Jorge Luis Preciado, reprochándole pecados que, se los compruebo delante de un tribunal, nunca serán peores a los cometidos por sus acusadores priistas. Aquí una simple muestra de lo publicado por Diario de Colima sobre Moreno Peña el 3 de junio de 1996. Dice: “Nunca faltan funcionarios que, como en el caso concreto de Fernando Moreno Peña, rector de la Universidad de Colima, descaradamente desvían el presupuesto para enriquecerse y corromper a otros. ¿Y que hacen las autoridades del caso, ante semejante afrenta social a plena luz del día? Nada. Seguramente que si el gobierno destinara lo exigible por Ia ONU para la educación, es decir, el 8% del PIB, entonces los malos funcionarios como Moreno Pena tendrían más riqueza malhabida y dilapidarían todavfa más dinero”. Todo esto la ciudadanía lo sabe, por eso es que no pueden con ello medrar el arrastre que ha tenido la campaña de Preciado Rodríguez desde el primer día de su arranque.

El Proyecto de Contención del PRI (un estrategia que anda rondando por las redes sociales y que no necesita más legitimidad que ver lo que sucede en la realidad) no sólo evidencia cómo el candidato priista ha puesto a su servicio el poder del Estado como arma para combatir (enlodando) a sus adversarios políticos, principalmente al puntero Preciado Rodríguez, sino que también evidencia la desesperación de los nachoperaltistas frente a una victoria que se les va completamente de las manos.

La idea, según dicho Proyecto de Contención, es contraatacar, crear rumores, desprestigiar y tergiversar toda crítica que se haga a su candidato. La estrategia también incluye un sistema de espionaje, ya denunciado ante la FEPADE, que, como todos los sabemos, es impulsado desde el cuarto de guerra de Nacho Peralta y cuyos objetivos principales son Jorge Luis Preciado y Óscar Zurroza, este último ya ahora un perseguido político.

Nada de esto, sin embargo, ha podido levantar la campaña de Nacho Peralta y mucho menos detener al candidato albiazul en su avanzada. Al contrario,  Preciado Rodríguez crece en aceptación social sobre un Nacho Peralta reducido a polvo por sus propios titiriteros.

¿Que en las encuestas va arriba diez puntos Nacho Peralta de Jorge Luis Preciado? Sólo les digo una cosa: son los mismos que siempre fue arriba Labastida de Fox y miren los resultados. Yo creo en lo que dijo Alemán y Gómez Leyva: la gubernatura de Colima es para el PAN. El triunfo es para Preciado. Y la gran sorpresa no será política, sino ciudadana, pues es la sociedad la que ya no querrá seguir poniendo su sudor, su trabajo y su vida al servicio de los mismos sátrapas de siempre.

Escribe un comentario en este artículo

5 comentarios en “La gubernatura de Colima, para el PAN”

Hector J. Orozco 16 mayo ,2015 a las 8:06 pm

Lástima que no pueda votar desde el extranjero, estimado Rogelio, pero sino, mi voto sería por Jorge Luis Preciado. Saludos.

Yo solo digo que lo malo de Nacho es el PRI y lo malo del PAN es Jorge Luis Preciado con su gran enriquecimiento ilicito (ahora blue demon). Yo no votaria por ninguno de ellos. En mi opinion el mejor candidato es Locho pero tiene muy remotas posibilidades de ganar.

Pues yo honestamente mi voto se lo voy a dar a Jorge Luis, no soy panista pero me gusta los huevos bien puestos que tiene para enfrentar al PRI que es un asco como han hundido a Colima, desgraciadamente a la gente mas ingenua la tiene bien lavado el cerebro el Pri, pero pues haber que pasa

Liberato Estarrón Arámbula 18 mayo ,2015 a las 12:15 am

La fantasía de Rogelio Guedea al escribir del proceso electoral de Colima es explicable -no vive en México, menos en el Estado-. El PAN, con el que hubiera ganado Jorge Luis Preciado, el “REVERENDO LADRÓN”, como lo calificó López Obrador el pasado 7 de mayo, dice la gente que no está dividido sino “hecho boronas”: en el municipio de Colima, con los brincos que dieron el Locho y Esmeralda a otros partidos, lo mismo con lo que hizo Virgilio en Manzanillo yéndose al “Verde”, ya que de entrada no prosperó la alianza que intentó hacer con el PRD. En estas condiciones ¿se puede ganar una elección, además, con un PRI unido, ya que ninguno de los 10 pre candidatos se salió del partido?

Hector J. Orozco. 19 mayo ,2015 a las 6:45 pm

Mi estimado amigo Rogelio Guedea vive en uno de los países con mejor nivel de vida en el mundo, y con mucha menos corrupción que en México. Eso le ha permitido experimentar una forma diferente de gobernar y ser gobernado. Una forma diferente de participación social. Muchas cosas que él, como yo, desearía ver en México. Rogelio ama su tierra y pasa buena parte del año en Colima. Tal vez la fantasía de Rogelio sea el pensar que algún día México llegará a ser un país justo, seguro, y con un excelente nivel de vida. Pero soñadores como él, son los que faltan en el mundo.

Comentarios