El voto de la alternancia o el embuste del PRD y MC

Ya es unánime: Jorge Luis Preciado dará la sorpresa del cambio esperado y ganará la gubernatura de Colima. La alternancia es inminente y para que esta tranformación se imponga con contundencia es necesario que los ciudadanos colimenses ejerzan su voto de manera consciente.

Para esto, los colimenses deben saber dos cosas importantes: que los candidatos del PRD (Martha Zepeda) y de Movimiento Ciudadano (Locho Morán) no están en la contienda sino para favorecer al PRI.

Con respecto a Martha Zepeda, no sólo hay que tomar en cuenta las recientes declaraciones del candidato petista David Munro, quien advierte incluso una declinación de la perredista Zepeda a favor del candidato priista Nacho Peralta, sino, por encima de esto, hay que tener en cuenta que la relación de Martha Zepeda hacia Nacho Peralta ha sido de subordinación, pues su marido (el marido de Martha Zepeda, Pablo Gómez Jiménez) trabaja como representante legal del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE), cuyo titular es José Manuel Romero Coello, reconocida mancuerna de Nacho Peralta. Se sabe, además, que el mismo Nacho Peralta fue el que le consiguió este empleo al esposo de Martha Zepeda y que, por tanto, el arreglo de su candidatura fue otra treta más para restarle votos a los albiazules, treta incluso alentada por el mismo Arnoldo Vizcaíno, comparsa de un ala priista y quien metió a su hija Indira Vizcaíno a la contienda electoral con el mismo propósito.

Lo de Locho Morán es más evidente y tiene que ver con su original resentimiento contra los panistas al no haber resultado agraciado como candidato a la gubernatura, un resentimiento que lo hace evidente cada que se refiere al panista Jorge Luis Preciado, a quien trata de forma despectiva, aun cuando Locho Morán hizo su fortuna (política y económica) gracias a esta fuerza política. Espero que Josefina Vázquez Mota, ahora que vino a Colima, se lo haya recordado.

La Alianza Chicharronera no es, pues, más que el encuentro paradigmático de este embuste. Por lo anterior, los ciudadanos deben saber que votar por el PRD (Martha Zepeda) y por Movimiento Ciudadano (Locho Morán) es votar por el PRI, es decir, es no votar por el cambio real, permitiendo que continúen las élites priistas atenazadas a las arcas del estado, sin permitir que el flujo social se renueve. Votar por el resto de los partidos es desperdiciar el voto, pues estos (PT, Morena, etcétera) no tienen (al menos en estas elecciones) ninguna posibilidad de tirunfo.

El voto de la alternancia real es al PAN, cuyo triunfo va a remover todas las tripas que la corrupción priista ha dejado en Colima y va a permitir que nuevas aguas corran por todas las instituciones de nuestro estado, arrancando los males enquistados ahí por décadas y dándole oportunidad a mucha sangre nueva (y capaz) de que dirija los destinos de tales instituciones.

Si Nacho Peralta representa lo peor del priismo mexicano (nacional por Peña Nieto y local por Moreno Peña), y si él mismo se ha visto envuelto en graves actos de corrupción, como su propio tío Héctor Sánchez de la Madrid los documentó en Diario de Colima, entonces no hay duda: cambiar es lo mejor.

 

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios