El gabinete de Nacho Peralta

Nada genera más expectativas en este momento en la arena política local que saber los nombres de que aquellos que conformarán el gabinete de Nacho Peralta, quien ganara la elección extraordinaria en medio de un clima tenso y cargado de incertidumbres. Se ha dicho -y las señales emitidas por el propio Nacho Peralta así lo ratifican- que detrás del exalcalde de Colima hay un grupo político (el llamado “Otro PRI”) que es el que realmente gobernará el estado, pero, ¿conviene esto al futuro político de Nacho Peralta y, sobre todo, al porvenir de Colima que así sea? ¿Le conviene a Nacho Peralta que la ciudadanía ratifique que habrá otro poder más grande que su propio poder en la gobernanza de nuestra pequeña entidad? No lo creo. Si esos que ansían usufructuar el poder de Nacho Peralta realmente lo aprecian, lo mejor que podrían hacer es alejarse de su rienda, la cual conducirá al estado en los próximos seis años. A Nacho Peralta, por su parte, no le conviene colocar a ninguno de esos rostros en los cargos clave de su gabinete, sino antes al contrario: hacerse de un grupo de políticos jóvenes, competentes, éticamente intachables, a fin de que la sociedad, que tiene grandes expectativas al respecto, no le sea adversa desde el inicio de su administración. Nacho Peralta, por tanto, podría dar un gran traspié de no acertar en el nombramiento de su gabinete, o, por el contrario, enviar un mensaje contundente de congruencia, certidumbre y deseo real de bienestar para los colimenses nombrando a servidores públicos capaces, competentes y honestos. Pronto tendremos la respuesta.

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios