Colectivo Fuerza Voluntaria, proyecto de sensibilización ciudadana

Fuerza Voluntaria Logo

 

De más está decir que la violencia en Colima ha llegado a niveles nunca antes vistos y que esto ha lacerado la armonía y la paz de nuestra entidad. Si a esta crisis de inseguridad que vivimos agregamos la crisis moral por la que atravesamos, lo que también ha derivado en una considerable pérdida de nuestra sensibilidad ante el dolor y sufrimiento ajeno, entonces es un imperativo hacer algo para evitar que la degradación continúe y las lamentables consecuencias que esto conlleva afecten el futuro de Colima. Ante esta apremiante necesidad de transformar nuestra sociedad nace Fuerza Voluntaria, un colectivo que, bajo mi coordinación, tiene como principal misión promover la civilidad y la sensibilización humana entre los colimenses en ámbitos relacionados con la cultura vial, la conciencia ecológica, la inclusión de los que son diferentes a nosotros, el respeto a los derechos humanos fundamentales y la práctica de valores éticos como la generosidad, la solidaridad y la tolerancia. Fuerza Voluntaria tiene como su principal fortaleza la participación ciudadana, cuyo compromiso será promover acciones de alto contenido ético y civil con el fin de tener una sociedad con mayor paz y armonía. Aunque estamos ciertos de que el progreso técnico y el desarrollo económico es importante, también estamos convencidos de que el progreso moral es imprescindible para tener una convivencia social óptima que nos lleve a reconstruir nuestro tejido social, hoy descompuesto debido a la violencia que asola nuestra entidad y a una enorme cantidad de conductas ciudadanas impropias que impiden o perturban nuestra convivencia. Esta será la principal labor de Fuerza Voluntaria, que espera sumar al mayor número de colimenses con el objetivo de tener una entidad cada vez más sana y orgullosa de sus propios valores, a fin de convertirse en un esfuerzo modélico para otras sociedades. A partir de hoy y en adelante, empezaremos a promover acciones que esperamos cuenten con el apoyo de la población, quien, además de practicarlas en casa y con los suyos, ayuden a promoverlas en su comunidad. Estas acciones no requieren más que un cambio de actitud en nuestros hábitos ciudadanos (no conducir sin el cinturón de seguridad, ¡no tirar la basura en la calle!, bajar la velocidad cuando pasemos por una escuela, cuidar el agua, proteger a los niños, etcétera) y una mayor civilidad al relacionarnos con los demás. No pretendemos cambiar de la noche a la mañana, pues sabemos que todos los cambios verdaderos son graduales, pero sí pretendemos que poco a poco esta fuerza voluntaria vaya generando un cambio de conciencia en los colimenses. Esta será nuestra mayor contribución para todo el estado de Colima, al que debemos considerar una extensión de nuestra propia casa y de nuestra propia familia.

Escribe un comentario en este artículo

Comentarios